Quienes somos

UNA GRAN FAMILIA

El Colegio La Salle, Guaparo, Valencia, es un Centro educativo ubicado en la ciudad de Valencia, del Estado Carabobo en Venezuela. Con un poco más de 1.100 estudiantes y un personal de aproximadamente 120 personas.Incluye niveles de Educación Inicial, Primaria y Educación Media General. Fundada en el año de  1.925.
 Forma parte de una familia con más de 300 años de existencia nacida en Francia, fundada por San Juan Bautista De La Salle y que actualmente se ha extendido en 82 países del mundo entero, en los cinco continentes.
Son alrededor de 6.000 Hermanos quienes conjuntamente con 100.000 educadores atienden 1.000 centros de formación a los que asisten aproximadamente 1.000.000 de niños y jóvenes.
Se atienden todos los sectores y todas las edades pero muy especialmente los menos favorecidos, en situación de pobreza, con dificultad de aprendizaje y conducta. Se proporciona una educación integral, de calidad buscando siempre la formación como personas, ciudadanos y creyentes.



HISTORIA DE NUESTRO COLEGIO
FUNDACIÓN
      Los Hermanos de La Salle llegan a Valencia por solicitud de Monseñor Granadillo, Primer Obispo de Valencia. Para ese tiempo la ciudad contaba con aproximadamente 50.000 habitantes.  
Los Hermanos se instalan provisionalmente en una casa propiedad de la Familia Febres Cordero situada en la Avenida Montes de Oca c/c calle Vargas N° 52. Hoy día, edificio Don Pelayo.  Fue el 14 de septiembre de l925 cuando  abrieron por primera vez las puertas del Colegio bajo la dirección del Hno. Francisco Volfred, acompañado por los Hnos. Juan Gelasio y Luis Ginés, con el nombre de COLEGIO SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS.  Se inicia con 37 alumnos. 

Hermanos Fundadores

CAMBIO DE SEDE      
    El colegio va creciendo rápidamente  y cuatro años más tarde se traslada  a otro local ubicado en la Avenida Urdaneta con Calle Independencia en donde había funcionado el Colegio Alemán. Allí se construyó un edificio de tres plantas.  En el primero y segundo piso se habilitaron amplios salones de clases, en el tercero, además de algunas aulas, se organizó un salón, el cual podía utilizarse como teatro, sala de cine o salón de conferencias. En frente del edificio había un patio que durante muchos años sirvió como cancha de deporte y en donde además, hacían la formación antes de entrar a clases según la costumbre de entonces.
Las clases iniciaban a las 8:00 de la mañana y al entrar, eran recibidos los niños por la imagen del Niño Jesús en su nicho de cristal.
 Período de 1925 a 1930 época de nacimiento y crecimiento, poco a poco va ganando puesto como institución educativa

Década de los ‘40
Se fortalece en su nueva sede de la avenida Urdaneta, donde se construye un sólido edificio de tres plantas siguiendo el estilo de otros planteles lasallistas tales como el de Tienda Honda, Puerto Cabello y Barquisimeto.

Década de los ‘50
En Diciembre de 1950 se celebraron los 25 años de  la fundación del Colegio, con una amplia y significativa programación: Celebración Eucarística en la Catedral de Valencia, presidida por Mons Adam. Asistieron delegaciones  de varios colegios de la ciudad, Ofrenda floral al Padre de la Patria en la Plaza Bolívar. Festival gimnástico, fuegos artificiales, Competencias deportivas, Banquete de la confraternidad, velada lírico-musical obsequiado por los Centros de educación de secundaria de la Ciudad.
 Para esta época, se necesita un local más amplio que responda a las exigencias de la Ciudad y a los nuevos requerimientos de la pedagogía. Se adquieren los terrenos de Guaparo y se construye un edificio que funciona como sucursal de Colegio de la Urdaneta.  Al mismo tiempo se construye una residencia para la Comunidad de Hermanos

Década de los ‘60
Se termina el proyecto de Guaparo con el fin de unificar el Colegio en una sede única.  Es en el período escolar 1966-1967 cuando se unifican las dos sedes para dar inicio a un nuevo tiempo del Colegio La Salle—Guaparo.

Década de los ‘70
Durante este período se hicieron famosas las grandes verbenas, que anualmente se celebraban en el Colegio, con gran asistencia de alumnos, representantes, exalumnos, amigos y gente de la ciudad. Era una cita obligada cada año.  Lo recolectado era depositado en la cuenta de ahorros de la Pre-artesanal La Salle, que el Hno Gaspar administraba con gran cuidado.

De los ‘80 al  2000
El Colegio continúa  creciendo en servicio a la comunidad de Valencia y surgiendo cada año promociones  de jóvenes bachilleres quienes van ingresando a las diversas universidades nacionales e internacionales  cosechando grandes triunfos y preparándose para ser parte en la construcción de una sociedad mejor.

Cumpliendo 85 años
Hoy, son muchos  los niños y jóvenes que han pasado por la institución en las que con sus risas, experiencias, estudios  y actitudes han contribuido para que el Colegio continúe siendo una institución en donde La Salle mantiene vivo  su Carisma en un ambiente en donde todos nos esforzamos por seguir siendo UNA GRAN FAMILIA.

(Tomado de “El Colegio La Salle Guaparo—Valencia” escrito por el Hno Martín Méndez. Adaptado por la Lic. Myriam Dévia




NUESTRO FUNDADOR:  SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE


JUAN BAUTISTA nació en Reims (Francia) el 30 de abril de 1651. Su familia era adinerada, de una fe a toda prueba, de gran caridad y de mucha abnegación. Su padre: Luis De La Salle era consejero del Rey Luis XIV. y Nicolasa Möet, su madre.

Hasta los 9 años, Juan Bautista recibió educación en su casa paterna. En 1660, a los 9 años va al Colegio de Bons Enfants (Niños Buenos) donde sobresale por sus progresos y buena conducta. A los 11 años (1662) siente el llamado de dedicar su vida a Dios y luego de pedir permiso a sus padres, solicita la TONSURA, signo de consagración al Señor. Cuando tenía 16 años, el Canciller de la Universidad de Reims, Pedro Dozet, primo de Juan Bautista, le cede la Canonjía. A los 18 años recibe el título de MAESTRO EN ARTES
Era octubre de 1670 cuando, Juan Bautista De La Salle se inscribió como alumno en la Universidad de la Sorbona en París y vivía en el seminario de San Sulpicio. Se encontraba finalizan do el primer año de Seminario cuando fue informado del fallecimiento de su madre en julio de 1671 y nueve meses después, le llegó la noticia que su padre también había fallecido el 9 de abril. Se vio obligado a dejar el seminario para cuidar de los asuntos de su familia allá en Reims, velar por la educación de sus hermanos. Sin embargo, siguió atendiendo a sus obligaciones de canónigo y de seminarista y a sus propios estudios.. En 1678 recibe el título de Licenciado en Sagrada Teología y el 9 de abril de ese mismo año es ordenado sacerdote, era un sábado santo. Al día siguiente, domingo de resurrección celebró su primera misa en la Capilla de Nuestra Señora en la catedral de Reims. Tenía 27 años.

Su director espiritual Nicolás Roland antes de morir, le había designado, a De La Salle, que se responsabilizara de la comunidad de las HERMANAS DEL SANTÍSIMO NIÑOS JESÚS que el había fundado, para que continuara y legalizara la obra.


PRELUDIO  DE LAS ESCUELAS CRISTIANAS
En la ciudad de Ruan, no muy lejos de Reims, vivía una pariente de Juan Bautista, llamada la Señora Maillefer.  Funda en Ruan escuelas gratuitas para niños y para niñas pobres y quiere fundar una escuela en su ciudad natal, Reims.  Envía una carta a Juan Bautista De La  Salle con un Señor llamado Adrián Nyel.  Luego de hablar con varias personas, se decidió que el Padre Nicolás de la Parroquia de San Mauricio  proveería el lugar y el 15 de abril de 1679 comienza la escuela para los niños pobres del barrio.
La noticia del éxito de la escuela se extendió pronto y ante las numerosas solicitudes se vieron en la necesidad de buscar más maestros para ir abriendo más escuelas Al darse cuenta que los maestros estaban desasistidos y no tenían una persona que les orientara,  adecua su vida a la de ellos, es su guía, su director espiritual y les da un reglamento. Esto le trae fuertes dificultades con su familia y el 24 de junio de 1682 abandona su aristocrática mansión para irse a vivir a una humilde casa, con sus maestros. Nacía, ese día, el Instituto de los Hermanos.  

RENUNCIA A TODOS SUS BIENES
La obra se va extendiendo con rapidez.  Pero hay dudas en los maestros quienes ven que no tienen ninguna seguridad futura, mientras que Juan Bautista De La Salle cuenta con bienes de fortuna.  Esto lleva a reflexionar al Señor De la Salle, a fuerte meditación y ayuno, y a consultar con su director espiritual el padre Nicolás Barré.  Su idea era vender los bienes para utilizarlos en las escuelas.  Pero la respuesta del P. Barré es: Repartir los bienes a los pobres, renunciar a la canonjía y continuar con las escuelas confiando en la Divina Providencia.  Aquí el Señor De La Salle ve claro, que la obra que lleva adelante  es obra de Dios y por lo tanto solo en Dios debe apoyarse y en 1683 renuncia a su canonjía a favor de un sacerdote humilde y posteriormente, ante una gran hambruna que se desata en el país, renuncia a sus bienes y los reparte a los pobres. Así se hizo pobre y se sintió autorizado para impulsar a sus discípulos por el camino de la pobreza, el celibato y la obediencia.
Para 1684 deciden adoptar un hábito que los identifique, pero al mismo tiempo los distinga de los sacerdotes y de los seglares.  Adoptan una sotana corta, más debajo de la pantorrilla con un cuello blanco o Rabat y para la época de invierno una capa como también un solideo y  un sombrero  de alas anchas para usarlo al aire libre.  Adoptan un nombre: HERMANOS DE LAS ESCUELAS CRISTIANAS.  A solicitud de los párrocos y no teniendo suficientes Hermanos.  La Salle determino formar maestros seglares en la misma casa donde se formaban los Hermanos.  Esto fue en el año de 1684.  Organizó las escuelas llamadas Normales Urbanas y Normales rurales, donde formaba maestros para las ciudades y maestros para el campo.  Estas son las primeras escuelas normales de que se habla en la historia de la pedagogía mundial.  En 1687, la Comunidad de los Hermanos de las Escuelas Cristianas había adquirido sentido de identidad, estaban organizados y con una buena dosis de experiencia docente, tanto como una técnica creciente en el manejo de las escuelas.  Estaban preparados para ir a París. Y es así como en 1688 el Fundador, juntamente con dos Hermanos, se dirigen a Paris 

DIFICULTADES Y PERSECUCIONES
    El 24 de febrero de 1688, La Salle llega a París con dos hermanos expertos en el arte de enseñar para encargarse de una escuela parroquial en San Sulpicio.  Fue la primera escuela lasallista que se abrió en la capital de Francia.  La escuela no poseía nada de orden, poco a poco fue organizándose en disciplina y valores cristianos, que en poco tiempo fue nuevo un ejemplo de piedad y buena educación para el público de las calles de París.   
Todas las reformas provocaron envidias y resentimientos por parte algunas personas de la parroquia. Llegaron molestias de parte de la Corporación de Maestros de las Escuelas Menores pues decían que la escuela había sido abierta sin la autorización del supervisor de escuelas de la Catedral de París. La razón escondida era la buena enseñanza y reputación de los Hermanos que no sólo atraían a los pobres con certificado, sino que comenzaban a llevarse de las escuelas menores a aquellos que podían pagar. Otra dificultad fue la molestia del Párroco que no gustaba del hábito de los hermanos y al no lograr modificarlo, pues le parecía muy rústico, retiró al Señor De La Salle la ayuda que le daba para sostener las escuelas.  Por otro lado, los maestros acusaban formalmente a La Salle de recibir alumnos que pueden pagar y los estaba perjudicando.  La Salle es obligado a cerrar las dos escuelas que para ese momento tenía.  La Salle apela al Parlamento, gana el pleito y las abren de nuevo.  A lo anterior se suma el que los Hermanos a causa de los excesos de trabajo, van enfermándose, cansándose y algunos se retiran, otros mueren.  Hay desánimo. La Salle acude a la oración.  Esta es la terrible crisis de 1690 – 1691

VOTO HERÓICO
De La Salle convoca a los Hermanos a hacer ejercicios espirituales para reflexionar y orar seriamente sobre la situación real de su obra.  Al final del retiro, escogió dos hombres valerosos y de celo, que parecían estar más comprometidos con su vocación y con los cuales creyó que podía contar; fueron los Hermanos Nicolás Vuyart y Gabriel Drolin. Les propuso unirse en voto para establecer la Sociedad, sin importar lo que pudiera costarles e incluso si todos los demás la abandonaran y tengan que vivir de solo pan y pedir limosna.  Y. es así como el 21 de noviembre de 1691 hacen el voto HERÓICO DE ASOCIACIÓN Y DE UNIÓN.

NOVICIADO
El 1° de noviembre de 1692 seis postulantes toman el hábito e inician su formación religiosa.  El Fundador personalmente se ocupaba de la formación en el noviciado.  . Por este tiempo De La Salle se negó a abrir más escuelas y sentó las bases de la reorganización escolar de su época. Para 1694 contaban con un total de 35 novicios.

PROFESIÓN PERPETUA

    Para Pentecostés de 1694, reunió a doce  de los Hermanos mayores para dialogar en asamblea solemne sobre los votos. Finalmente decidieron que expresarían su consagración a Dios con votos perpetuos de obediencia, estabilidad en la Sociedad, y asociación para dirigir las escuelas gratuitas y el 6 de junio de 1694 Domingo de la Santísima Trinidad, De La Salle y los doce principales Hermanos hicieron los primeros votos perpetuos en el Instituto.  Al día siguiente, se propuso elegir al superior, quedando el Señor De La Salle elegido, muy a pesar suyo.

PRIMER INTERNADO MODERNO
    Por consejo del Rey Luís XIV y del Arzobispo de París, le fueron confiados al Señor De La Salle 50 jóvenes irlandeses expulsados de su patria, juntamente con el Rey Jacobo II; para ellos organizó el primer internado moderno.  Fue atendido personalmente por La Salle.  En él se instruye y educa de acuerdo a ciertos reglamentos y programas especiales adaptados a esos jóvenes.

DE ACONTECIMIENTO EN ACONTECIMIENTO
    En 1699 abrió en París, para obreros jóvenes, ocupados en el taller durante la semana y con deseos de completar su instrucción una escuela Dominical.
  Durante los años que siguieron a 1700, el Instituto recibió muchas peticiones de nuevas fundaciones, las cuales fueron atendidas.  Significativa la fundación en Roma en 1702, que fue como un testimonio de que la Congregación de los Hermanos será fiel al Papa y a las normas de la Iglesia Católica.
    De La Salle, sigue siendo objeto  de persecuciones y calumnias.  La Persecución atrae la bendición de Dios; y en ese período se extiende el Instituto de los Hermanos por varias Provincias de Francia, con el aprecio de autoridades. Ante tantas dificultades y considerando que él era la causa a todos los malos momentos por los que pasaba en la Comunidad, decide retirarse.  Va a orar, pensar ante Dios.  Se retira a Parmenia.  En París los Hermanos se reúnen y deciden escribir al Fundador para que vuelva a tomar la dirección y el gobierno de la obra.  La Salle obedece.
    Las enfermedades, cansancio, le obligan a retirarse y se dirige a San Yon.  Allí se dedica a orar, escribir y pensar.  Viéndose ya sin fuerzas, el Santo sugiere a los Hermanos elegir un Superior.  El 18 de mayo de 1717, previa consulta a los Hermanos, se reúnen en San Yon, 16 Hermanos directores y eligen como Superior de la Congregación al Hno Bartolomé.

ÚLTIMOS DÍAS  

     La Salle estaba físicamente debilitado, el reumatismo, el asma, dolores fuertes a causa de una caída, le dificultaban seguir con las mismas actividades.  El 19 de marzo de 1719 celebra su  última misa.  El 7 de abril de 1719, viernes santo, a las 4 de la madrugada entregó su alma a Dios.  Sus últimas palabras: “Adoro en todo la voluntad de Dios para conmigo”


A LOS ALTARES:
     En 1880, el Papa León XIII, luego de comprobados los milagros requeridos es Beatificado y posteriormente el 24 de mayo de 1900 fue canonizado por el mismo Papa.
    El 15 de Mayo de 1950 Pío XII lo declara CELESTIAL PATRONO DE TODOS LOS MAESTROS CONSAGRADOS A LA EDUCACIÓN DE LOS NIÑOS Y ADOLESCENTES.













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada